Lecciones de ópera para ‘peques’

Fernando Palacios,
con unos niños en el Teatro Real. 
/ JAVIER DEL REAL

¿Cómo se le explica a un niño el papel de las brujas de Macbeth en la obra de Shakespeare? ¿Cómo hacer que un recital de canciones napolitanas conquiste a los más pequeños? Estas son algunas de las cuestiones complicadas que se planteó el Teatro Real a la hora de abordar su proyecto pedagógico, y buscó a Fernando Palacios para llevar a las familias al mundo de la música clásica y la ópera. Un domingo al mes, la Sala Gayarre se llena de voces infantiles. La idea: forjar un nuevo público para los años venideros.

No son conciertos, ni tampoco clases de música, más bien talleres que tienen un poco de todo, incluso marionetas y clases de historia de los instrumentos. “Están pensados para que vaya cualquier tipo de niño con sus familiares. Van dirigidos a niños con edades hasta la adolescencia”, explica Palacios.

En octubre hicieron la primera prueba, y la experiencia fue todo un éxito. Unas 200 personas llenaron la sala para escuchar la música de los compositores rusos —Mussorgsky y Chaikovsi—. La programación sigue la de la temporada operística del Real, aunque con otro enfoque. “Como ahora se ha estado representando El prisionero, dedicamos el concierto de este domingo a algo contemporáneo de la mano del contrabajo”, explica Palacios. Esta semana se interpretará El pequeño y triste sonido de Alan Ridout.

Algunos pueden imaginarse un follón en la Sala Gayarre: niños gritando, bebés llorando, familias hablando mientras suena la música… Pero según Palacios, eso no pasa. “Uno de los objetivos del proyecto es respetar la música. Y cuando suenan en la sala las piezas musicales el silencio es total. Es mayor que en muchas de las óperas del Real”, comenta Palacios.

Cada mes será diferente: un tenor y un piano hablarán sobre canciones napolitanas por la representación de La rappresaglia de Mercadante y los niños podrán emprender un viaje a las leyendas en las que se basan los cuentos de Disney mientras está en escena The perfect american de Philip Glass, un estreno absoluto. “Tardo semanas en preparar cada clase”, confiesa Palacios, para el que estos proyectos son esenciales —también presenta conciertos para jóvenes de secundaria en la Fundación Juan March—.

Los domingos a la Gayarre. Próximo concierto en la sala Gayarre del Teatro Real el domingo a las 12.00.

Fuente: view original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s